Saltar al contenido

Qué es un irrigador dental

Con la búsqueda de crear dispositivos que nos generen una mejor higiene bucal, los dentistas fueron capaces de proporcionarnos los asombrosos irrigadores dentales.

El problema surge en que muchos desconocemos qué es un irrigador bucal, por lo que nos privamos de la magnífica limpieza que estos estupendos aparatos tienen para ofrecernos.

¿Qué es un irrigador dental?

Morpilot Irrigador Dental Portátil Profesional-opt

Los irrigadores dentales son instrumentos que mediante presión de agua son capaces de remover restos de alimentos, placa, sarro y bacterias que se encuentran alojados en dientes, encías y lengua.

Estos dispositivos de uso doméstico son sumamente fáciles de emplear, por lo que entenderemos su funcionamiento rápidamente.

Así mismo, se encuentran disponibles gran cantidad de modelos en el mercado con una amplia gama de precio, características y boquillas, por lo que podrás encontrar aquel que se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Beneficios de un irrigador dental

Los irrigadores dentales son capaces de proporcionar una limpieza mucho más profunda que los hilos dentales, pudiendo incluso reemplazarlos en la rutina diaria.

Otro aspecto muy destacable es que eliminan todo la placa, suciedad y bacterias que se encuentran en zonas de difícil acceso para el cepillo de dientes, por lo que los usuarios que posean ortodoncia, coronas, implantes, puentes y carillas, podrán disfrutar de una limpieza rápida y eficaz.

También son muy beneficiosos para usuarios que posean encías sensibles, ya que la intensidad del agua expulsada por el irrigador es completamente ajustable, para que sean capaces de conseguir aquella presión con la que se sientan más cómodos.

Además, si padeces halitosis, gingivitis o periodontitis, muchos irrigadores cuentan con boquillas especiales para estas enfermedades, que ayudan a mejorar o desaparecer sus molestos síntomas.

¿Es necesario usar un irrigador dental?

Cada vez son más los dentistas que recomiendan a sus pacientes incorporar los irrigadores dentales como parte de su higiene bucal, ya que solo empleando el cepillo de dientes, hilo dental y enjuague no es suficiente.

Los dientes son tejidos duros con muchísimos surcos, algunos de ellos inalcanzables por productos comunes. Es por ello que usar un irrigador dental te asegura una limpieza profunda, para así eliminar las bacterias, culpables de tantísimas enfermedades, así como el sarro, que da muy mal aspecto en los dientes.

Así que no lo dudes más y empieza a incorporar un irrigador dental en tu rutina, ya que desde el primer día empezarás a notar sus asombrosos resultados.

[Votos: 0 Media: 0]