Saltar al contenido

Cómo usar un irrigador dental

Un irrigador dental es un estupendo dispositivo para eliminar las bacterias, restos de alimentos, sarro y placa en los dientes, lengua y encía, pero esto solo será posible si se usa este aparato correctamente.

Y es que con fin de poder sacarle el mayor partido al irrigador dental que hayas adquirido, éste debe de ser empleado de la manera correcta. Es por ello que a continuación te explicaremos cómo usar un irrigador dental propiamente.

Aquapik 100-opt

Cepillado de los dientes

Primeramente debemos saber que el irrigador dental es un producto más que se agrega en la limpieza bucal diaria, que no sustituye o reemplaza a los convencionales.

Así que debemos emplear el cepillo con la pasta de dientes por toda nuestra dentadura y lengua, con el fin de remover todas las bacterias y restos de alimentos, así como para conseguir un aliento mentolado.

Hilo dental

A no ser que tu dentista te haya descartado el hilo dental por tu alta sensibilidad o alguna enfermedad en las encías, el hilo dental es un paso fundamental en la limpieza para poder eliminar los trozos de comida en zonas de difícil acceso para el cepillo.

Irrigador dental

Una vez empleados estos dos productos, es hora de empezar a usar el irrigador dental, para ello procedemos a llenar el tanque con agua hasta la medida que indique.

Seguidamente colocamos la boquilla que se ajuste mejor a nuestras necesidades en el mango. En caso de que tengas ortodoncia, puentes, planchas, prótesis o algún otro elemento en tu dentadura, deberás emplear una boquilla que te proporcione los cuidados necesarios que estos necesitan.

Luego, verificamos que el nivel o intensidad de la presión del agua se encuentre en el más bajo, posicionamos la boquilla dentro de nuestra boca, cerramos los labios y prendemos el dispositivo.

Lentamente, iremos abriendo los labios y podremos ir ajustando la potencia del agua según lo vayamos requiriendo.

Tiempo de uso del irrigador dental

Lo más recomendable es tener una duración de un minuto en cada arco bucal, de esa manera, podremos ofrecerle a todos nuestros dientes el tiempo que requieren para una limpieza profunda.

Enjuague bucal

Por último, simplemente nos falta hacer gárgaras con enjuague bucal para tener un aliento excelente y ya estás listo para disfrutar de tu limpia sonrisa.

[Votos: 0 Media: 0]